Jul 12, 2017

Enviado por en El debate público | 0 Comentarios

Mercados públicos, orgullo de la CdMx

Mercados públicos, orgullo de la CdMx

Salomón Chertorivski Woldenberg

El Sol de México

12/07/2017

La Ciudad de México ha sido, es y será un hermoso mercado. El más grande del país y uno de los más grandes del continente. Un mercado donde se intercambian bienes, servicios, cultura y tradiciones. Un gran mercado formado por cientos de mercados en torno a los cuales se han construido solidas comunidades plenas de identidad, que han formado miles de capitalinos en valores universales como el esfuerzo, el trabajo, la honestidad y la solidaridad. Estos valores han permitido que muchas generaciones de marchantes hayan podido crecer y desarrollarse sin perder el orgullo de ser el centro de su comunidad.

Por todo lo anterior es que Miguel Ángel Mancera me instruyó desde el principio de su gestión poner a los mercados públicos como una de las prioridades del trabajo de la Sedeco y trabajar para fortalecerlos en infraestructura, tecnología, modernidad y ahora darles una imagen atractiva y unificada que al mismo tiempo que los diferencia, refuerza su capacidad de competencia de cara a la oferta que brindan otros medios de abasto de la ciudad.

Desde ese momento me di a la tarea de visitar los mercados para escuchar de viva voz las necesidades de los mercados en su conjunto y de los marchantes en específico. Hasta este momento he visitado más de 150 mercados (sin contar el de Michoacán al que siempre me llevaba mi abuela), hemos remodelado algunas decenas de ellos (Melchor Múzquiz, Rio Blanco, Contadero, Nativitas, Centenario y Olivar del Conde entre los más emblemáticos) se ha incorporado a mas de 15 mil locales al cobro vía tarjeta de crédito y débito y al finalizar septiembre, pintaremos las fachadas de los 329 mercados así como el balizamiento del entorno pintando las zebras y banquetas de los alrededores del mercado.

En un proyecto con la Asociación Civil Corazón Urbano, con la participación de Comex quien ha donado la pintura, las delegaciones y sobre todo los marchantes y los vecinos, hemos emprendido esta titánica aventura de regresarles a los mercados públicos de la ciudad en un tiempo récord no solo la imagen digna que merecen sino sobre todo, un poco de lo que ellos le han dado a la ciudad y la atención del gobierno de la CdMx que desde el regente Uruchurto habían dejado de tener y que se enmarca en la Declaratoria de los Mercados Públicos como Patrimonio Cultural Intangible de la CdMx.

Sin distingo partidista iniciamos los trabajos de pintura en delegaciones como Tlalpan, Cuauhtémoc, Benito Juárez, Milpa Alta, Iztapalapa, Iztacalco, Miguel Hidalgo o Venustiano Carranza en las cuales esta acción, que parecía eminentemente gubernamental, en minutos fue apropiada por los vecinos y locatarios quienes tomaron en sus manos el proyecto logrando muy rápidamente que el mercado recuperara su papel central como pilar de la construcción de sus comunidades.

#PintemosMiMercado es un proyecto que nace de escuchar a los locatarios y vecinos durante casi año y medio. Escucharlos en su lugar de trabajo, viendo sus problemas y solucionando todos los que sean posibles. Pensamos un mecanismo diferente donde no los convocáramos a foros sino que fuéramos nosotros quienes personalmente nos trasladáramos a su lugar de trabajo, viviéramos su día a día, los acompañáramos a la Central de Abasto en la madrugada o fuéramos a san Pedro Atocpan en Milpa Alta a ver cómo se prepara el mole que después se vende en toda la ciudad.

Estamos pintando los mercados para que sigan siendo uno de los grandes orgullos de la CdMx

Se ha cerrado los comentarios